Fiatc superiorRadio marca header

Sport reflejó el sentir de mucho madridista

0

El director adjunto del diario Sport, Joan Maria Batlle, empezó su participación en la tertulia de anoche asegurando que la diferencia entre FC Barcelona y Real Madrid se puede ver en la clasificación pero también se pudo comprobar de primero mano en la pasada jornada de liga, donde el juego de unos y otros explicó muchas cosas.

Batlle no pudo sino calificar de extraordinaria algunas de las cosas que está haciendo el Barça actual, entre las que destaca en récord de 55 puntos sobre los 57 posibles en la primera vuelta de la competición. Y es que el próximo que quiera batir las cifras actuales ya sabe lo que deberá hacer: ganarlo todo y conceder un único empate. En 19 jornadas. Frente a equipos como Madrid, Valencia, Atlético y el propio Barça. Sinceramente, una misión muy imposible.

Del partido quiso destacar a Busquets, actualmente el mejor centrocampista defensivo del mundo cuya técnica y visión de juego ya la quisieran muchos futbolistas de corte ofensivo, y a Thiago, quien amén del gol volvió a dejar minutos de calidad y demostró que el modelo se va a perpetuar gracias a futbolistas como él (21 años), Cesc (25), Sergi Roberto (20) o el propio Sergio (24 años).

Tomás Guasch no estuvo de acuerdo con esa perpetuidad, por lo menos no al nivel excelso actual, y dijo que la hornada de jugadores del primer equipo “rompieron el molde” y no se volverán a repetir, a lo que Batlle discrepó y aseguró que el único irrepetible es Messi. Los demás, con mayor o menor nivel que Xavi o Iniesta, probablemente serán capaces de mantener el nivel del equipo y combinar el buen juego con los éxitos deportivos.

El periodista vio dos diferencias básicas en la comparación de este Barça con el de Pep Guardiola: por un lado, la inclusión de Cesc en el once titular, algo que Guardiola no logró dar con la tecla a pesar de haber sido él quien fichó al de Arenys; por el otro, el retraso en la posición sobre el campo que se ha hecho a Messi y que ha servido para mantener la eficacia goleadora del argentino pero agrandando además su innata capacidad asistente y de empezar jugadas de gol. Además, la capacidad de hacer encajar a Cesc en el equipo ha servido para mover a Iniesta a la banda, donde su desborde y capacidad de generar superioridades en el uno contra uno también ha ayudado al equipo a ser más desequilibrante y sorprendente.

Batlle no pudo eludir la actualidad de su diario y, tras ver las reacciones que generó en la Caverna la portada del Sport referente al mal juego de los de Mourinho, matizó que el pequeño párrafo que acompañaba al titular explicaba a la perfección el por qué de ese ¡Qué malos sois!. Para el colaborador, lo que dolió es que un medio de Barcelona fuera tan claro y directo y reflejara en una página que pudo verse en muchos quioscos lo que, seguro, muchos madridistas dijeron o pensaron viendo el partido de Pamplona: ¡qué malos somos y qué mal jugamos!

 

Share.

Leave A Reply