Fiatc superiorRadio marca header

Tito volverá a ganar este partido

0

El periodista José Luis Carazo abrió su turno de palabra lamentando la coincidencia en que el día del retorno de Abidal, motivo de alegría para la entidad, haya coincidido con el de la recaída de la misma enfermedad por parte de Vilanova, una auténtica jugarreta marcada por el destino. No obstante, el contertulio recordó la frase que Vilanova dijo haber pronunciado en la entrada al quirófano la primera vez que fue tratado de su enfermedad (“entré como quien entra a una terraza a tomarse un café”) para destacar su fortaleza y manera de afrontar las cosas. Por esa filosofía y por el buen hacer de los médicos que le atienden, Carazo no tuvo ninguna duda de que Tito ganará otra vez y saldrá adelante como ya hizo hace un año.

Además, el periodista recordó haber leído que los pronósticos, aunque aún prematuros (a día de hoy ya confirmados), apuntaban a una posible compaginación del tratamiento postoperatorio con sus labores como entrenador. De ser así, y aunque obviamente sería una reintroducción paso a paso y sin forzar la situación, significaría mucho para la plantilla poder volver a ver y contar con su entrenador a los días de haberse conocido la noticia y sin duda ayudaría a normalizar la situación.

Del discurso del presidente y Zubi en la tarde de ayer, calificado por toda la mesa de impecable, Carazo se quedó con el hecho de que desde la entidad se quiera priorizar el mantener el proyecto tal y como está ahora, conscientes de que está todo tan bien organizado y planificado que incluso en una situación anormal como esta el guión no va a sufrir ningún giro imprevisto y Jordi Roura, hombre de la casa y persona de la máxima confianza del entrenador, tomará las riendas del equipo durante la ausencia de Vilanova. Un hecho que demuestra no solo la salud institucional y deportiva de este Barça sino que estamos ante un engranaje perfecto capaz de seguir funcionando a pesar de los cambios de piezas.

Sin discutir que este equipo probablemente sea capaz de jugar solo, Carazo sí opinó (en contraposición a lo dicho por Salinas) que la figura del entrenador es necesaria incluso en estos casos ya que, a pesar de la aparente viabilidad de la autogestión en el vestuario culé,  siempre hará falta la figura de un líder que decida quien se debe quedar fuera y explicarle el porqué si el jugador así lo estima, o que dé la cara frente a la prensa si las cosas no funcionan.

 

Share.

Leave A Reply