Fiatc superiorRadio marca header

Todos con Tito

0

El jefe de deportes de Onda Cero en Cataluña, Alfredo Martínez, empezó su Ronda haciendo recapitulación de lo acontecido ayer: fue a las 11 de la mañana cuando el FC Barcelona envió el comunicado mediante el cual cancelaba los actos institucionales y para con la prensa previstos. No obstante, a las 12 se daba el premio Vázquez Montalbán, que eludió la cancelación. Aunque entre la prensa corrió la posibilidad de que se tratara de algo sobre la salud de Tito, pues la vuelta de Abidal a los entrenamientos refrescó la memoria sobre la enfermedad que jugador y técnico comparten, no fue hasta las 12 y media que el club confirmó que la situación tenía que ver con la salud de Vilanova.

Una recaída que se detectó cuando el martes por la noche Tito fue a hacerse un TAC, un chequeo rutinario que también tiene que ver con la misma enfermedad que le golpeó por vez primera hace un año. Al mediodía de ayer fue cuando los médicos obtuvieron los resultados del análisis y confirmaron los peores pronósticos: una extensión de la patología que iba a requerir tratamiento quirúrgico en la glándula parótida, de mayor accesibilidad y facilidad de tratar que la vez anterior. En cualquier caso, fue el propio Vilanova quien ayer por la tarde se acercó al entrenamiento y quiso comunicar de primera mano la situación a sus futbolistas.

Alfredo recordó lo vivido durante el día de ayer, con muchas informaciones y rumores falsos e incluso la necesidad de algunos medios de buscarle sustituto a Tito, algo que sinceramente no hacía falta. Además, quiso destacar el tweet del hijo de Tito, Adrià, que con tan solo 15 años demostró mucha entereza al agradecer el apoyo recibido y estar seguro de que su padre saldrá adelante.

El apoyo al entrenador del FC Barcelona también llegó de parte madridista ya que, más allá del comunicado oficial como institución deportiva, muchos fueron los futbolistas blancos que a título individual y por las redes sociales le mandaron su apoyo al técnico catalán, un gesto de grandeza en momentos en los que la rivalidad deportiva y los colores pasan a un segundísimo plano.

Alfredo quiso destacar la fortaleza del vestuario, un grupo que ya ha tenido que sobreponerse por partida doble a esta enfermedad, además con recaídas en ambos integrantes del equipo. Mención aparte le mereció la rueda de prensa dada ayer por Rosell y Zubizarreta, impecable y llena de naturalidad y honestidad tanto en las explicaciones como en las respuestas a las preguntas, al más puro estilo Tito. Recalcaron que el líder del grupo es y sigue siendo Tito y que por ello esperarán su regreso, algo que gustó especialmente al periodista.

Sobre los plazos que se esperan, Alfredo informó de que tras la operación y unos pocos días de convalecencia, Tito podrá regresar a casa y pasar la Navidad con los suyos, si bien deberá ser sometido a tratamientos de quimioterapia y radioterapia por espacio de unas seis semanas. Sobre los rumores, hoy ya casi confirmados, de que se podrá compatibilizar el tratamiento con la vida profesional, el contertulio pidió ser prudente y no empezar a hablar de lo segundo hasta que lo primero esté certificado y todo haya ido como se espera.

Un plan que, dentro de la desgracia, supone una de las mejores fechas en el calendario. No solo porque Vilanova pueda pasar las fiestas con los suyos sino también para el propio Barça, pues el 2013 empezará recibiendo al Espanyol en el Camp Nou y días más tarde al Córdoba, y no será hasta el 13 de enero cuando llegue el primer partido complicado frente al Málaga de Pellegrini. Se presupone que, para entonces, Tito ya podría dirigir a los suyos o, si más no, haber estado en contacto con ellos y transmitirles sus ideas para el duelo, además de hacer que el estado anímico de los futbolistas se encuentre fortalecido tras haber comprobado que su entrenador se encuentra bien.

Sobre el mensaje de Tomás Roncero en las redes sociales haciendo broma con la suspensión de los actos por parte del FC Barcelona, Alfredo recordó que no fue el único y que lo hizo sin ser consciente de lo que había motivado la cancelación. Si acaso, lo sucedido debería servir al periodista para darse cuenta de su poco olfato periodístico (pues una suspensión de esta magnitud sucede únicamente cuando ha pasado algo importante) y para que se plantee la conveniencia de sus bromas y de vivir las 24 horas en clave antibarcelonista, única realidad posible cuando se intenta sacar punta de todo lo que rodea la actualidad blaugrana.

 

Share.

Leave A Reply