Fiatc superiorRadio marca header

Ultimátum a Dembélé

0

Ousmane Dembélé será uno de los grandes nombres en el Barça los próximos meses. Su caso es particularmente delicado tanto por la inversión como por el potencial del futbolista. Hay un debate interno en el club sobre su futuro, aunque no se contempla una salida en este mes de enero.

La falta de madurez del jugador ha puesto un interrogante enorme sobre su capacidad de ser importante con regularidad en la élite. Así se lo ha hecho saber el Barça, al que desde la etapa de Robert Fernández como director deportivo se le ha tratado de convencer de la importancia de vivir el fútbol las 24 horas. El mensaje ha sido claro: si no cambia de actitud y entiende lo que es estar en el Barça no se consolidará nunca al más alto nivel.

Las dudas vienen sobre todo sobre porque de momento no han visto que haya hecho el clic que esperaban. Más allá de algunos hábitos que no contribuyen precisamente al rendimiento deportivo, no ha terminado de integrarse en el vestuario. Aún con problemas con el idioma, se ha refugiado sobre todo en sus compatriotas. En especial en Umtiti, el jugador con el que se siente más cercano en el vestuario.

El episodio del día que no se presentó en un entrenamiento, y sobre todo el tiempo que tardó el club en poder comunicarse con él, fue el que terminó con la paciencia de Valverde.

El técnico lo dejó fuera de la convocatoria ante el Betis y no se descarta que el castigo se alargue en los próximos partidos. Hasta ahora se le habían consentido algunos hábitos por su juventud, pero Valverde podría aplicar más mano dura con el francés. Habrá que ver cómo regresa del parón de selección para ver qué decide hacer finalmente el técnico. Desde el club la idea mantener el castigo si el delantero francés no reacciona.

En el club están convencidos de su talento pero no tanto de que pueda haber un cambio importante de actitud. Los técnicos destacan el caso de Arturo Vidal como un jugador que no baja los brazos, y que tras algunas salidas de tono en las redes, se ha centrado.

El chileno no lleva bien la suplencia, porque es un competidor y porque está acostumbrado a ser un fijo con el Bayern y la selección chilena. Pero en los los últimos encuentros su rendimiento ha crecido muchísimo. La lesión de Rakitic, que podría perderse alrededor de tres partidos, además le dará mayor continuidad en el once.

Share.

Leave A Reply