Fiatc superiorRadio marca header

Un abrazo que lo dice todo

0

Acabó el partido, los jugadores estaban agotados por el esfuerzo y se fueron a celebrarlo conjuntamente, saltando como quien ha ganado un título. Era la recompensa a un esfuerzo épico, como todos los que implicado el pase a la final de la Copa del Rey, en las diferentes etapas.

Acabó el partido y después de la piña para celebrar la clasificación, los jugadores se fueron hacia el vestuario. Delante del banquillo les estaba esperando Ronald Koeman, satisfecho como el que más.

Share.

Leave A Reply