Fiatc superiorRadio marca header

Un abril para certificar la Liga

0

El director adjunto del diario Sport, Joan Maria Batlle, empezó su Ronda de ayer valorando la información lanzada por su medio en la que se habla del interés de renovar a Luis Enrique hasta 2017, algo que es un deseo de la presidencia pero a lo que el entrenador habría pedido esperar a final de temporada para no desviarse de lo que más importa ahora: lo deportivo. Un interés de Bartomeu en ampliarle el contrato al técnico asturiano que vendría por el innegable buen devenir del equipo pero también por las buena relación entre ambos, una relación que se hizo más abierta y fluida tras el cese de Zubizarreta y la ausencia de intermediarios entre ambas partes.

Batlle aseguró que algunos candidatos a la presidencia vienen con nombres propios para ocupar el banquillo blaugrana pero también se mostró convencido de que, teniendo Luis Enrique contrato hasta 2016 y siendo un entrenador querido por la afición, si esta temporada se cerrara con éxito (un título importante como mínimo) nadie se atrevería a prescindir de su labor. Se le mantendría hasta 2016 y entonces se decidiría en función de distintos parámetros, otra vez con los títulos cosechados como factor crucial para su continuidad.

Preguntado por la polémica suscitada entre Neymar y Medel por el pisotón del segundo en el Brasil-Chile del pasado domingo y si el brasileño logrará algún día quitarse de encima la fama de teatrero, el periodista no negó que ‘Ney’ podría ser menos exagerado en sus gestos pero también opinó que su físico delgado y correoso, y su forma de jugar desbordante y eléctrica también ayudan mucho a que sus caídas sean más aparatosas y espectaculares que si se va al suelo Luis Suárez, por ejemplo. Además, recordó que para quitarse uno la mala fama que le rodea necesita que quienes hablen sobre él sea en clave de respeto y buena fe, y eso no sucederá mientras siga existiendo la ‘caverna’ y rivales envidiosos como Medel, que tras pisarle la pierna sin venir a cuento encima se atreven a criticar a su víctima por las redes sociales. Así será realmente complicado.

Tras analizar el calendario de este mes de abril, Batlle tuvo claro que será en estos 30 días en los que el Barça se jugará la Liga, con choques clave como ante Sevilla, Valencia y Espanyol, o la visita al campo del Celta este domingo. Un partido que al contertulio le hizo especial miedo por los imponderables (15 días sin fútbol, jugadores desconectados de la competición liguera, poco tiempo para preparar el partido…) y porque el Celta ya demostró en el Camp Nou saber jugarle al Barça. Tanto, que nos ganaron. El periodista creyó que en estos próximos días es cuando se verá si el trabajo físico y de rotaciones de Luis Enrique ha servido para el momento clave del año y consideró que si la cosa sale bien, su renovación hasta 2017 estará mucho más cercana.

En su “Confidencial”, Batlle habló de Pedro y su situación en el FC Barcelona. El periodista reconoció el malestar del canario por su situación de nulo protagonismo y explicó la predisposición del club a desprenderse de él, siempre que la oferta recibida sea acorde a la valoración que desde los despachos se hace de Pedro. Como no ha llegado ninguna oferta formal por el extremo español, el periodista desveló las dos opciones con las que trabaja la secretaría técnica para poder dar salida al canario: por un lado, ofrecérselo a la Juventus en la ‘operación Llorente’ (pues, como informó el propio Sport, el Barça busca un delantero de altura para complementar el ataque culé la próxima temporada); por el otro, hacer lo propio con el Manchester United y Di Maria, una operación en clave muy electoral ya que a nadie escapa que el veloz argentino era uno de los futbolistas más temidos por la afición blaugrana cuando militaba en las filas del Real Madrid.

Share.

Leave A Reply