Fiatc superiorRadio marca header

Un chico afortunado

0

Marlon Santos se puede considerar un privilegiado por ganarse el derecho a jugar con el primer equipo. El prometedor central brasileño procedente de Fluminense, llegó el pasado verano con la intención de reforzar el filial azulgrana, pero le costó entrar hasta asentarse en el equipo de Gerard López.

Marlon cumple con los requisitos del característico central brasileño: poderío físico, presencia imponente, contundencia en el eje de la zaga y serenidad a la hora de sacar el balón jugado. El zaguero brasileño es humilde, trabajador y sueña con ser el central de futuro, pero lo cierto es que le ha bastado pocos partidos con el primer equipo y muchos entrenamientos para ganarse la confianza definitiva del FC Barcelona.

Es un mérito a reconocer teniendo en cuenta que Luis Enrique ha contado con los chicos del filial a cuentagotas y han tenido poco protagonismo, pero Marlon podríamos decir que incluso ha pasado por delante de Aleñá y ha sido la gran apuesta para el primer equipo. Los episodios más destacados del central procedente de Fluminense fueron su debut en Champions en la fase de grupos contra el Celtic, donde días antes protagonizó uno de los episodios divertidos de la temporada al dejarse el pasaporte en casa y perder el avión donde viajaba la expedición a Glasgow, finalmente, tras un largo viaje llegó y fue objeto de broma por sus compañeros.

El momento más frustrante para Marlon fue en la Copa del Rey donde no pudo jugar por miedo a un posible caso ‘Cheryshev’ con el Real Madrid, aunque los papeles estaban en regla, el Barça no quiso jugársela y se quedó fuera del torneo del KO y se enfrío su regreso al primer equipo.

Pero la paciencia y el esfuerzo tienen su premio y su titularidad en los dos últimos encuentros de Liga frente a Las Palmas y Eibar por las bajas de Mascherano y Piqué le han valido para que el Barça haya ejercido la opción de compra y firmara hasta 2020, formando a pasar parte del primer equipo. La operación de Marlon ha sido un tanto compleja, ya que el Barça ha pagado seis millones, aunque realmente pagará dos a Fluminense, debido a la difícil operación en la que estaba incluido el propio central y el pago de 3, 3 millones por el derecho preferencial sobre Gerson, Kennedy y Marlon. El Barça se ahorró 1,5 millones al efectuar la compra del central antes de enero y comunicárselo a Fluminense.

Un auténtico lío de cifras que le pueden salir bordado al conjunto azulgrana y más teniendo en cuenta como está el mercado. Aunque aún es pronto para decirlo,  porque mirar tanto nombre si puedes sacar provecho de jóvenes talentos.

Share.

Leave A Reply