Fiatc superiorRadio marca header

Un empate al que no estaban obligados

0

El periodista del diario Marca Tomás Guasch empezó su Ronda de ayer preguntándose sobre la idoneidad de esa superioridad manifiesta que él ya advirtió la semana pasada del Barça sobre el Atlético de Madrid y, por lo tanto, en la Liga española. Para el contertulio, la realidad actual en la LFP es que el pastel se reparte de manera casi total en los platos de los dos grandes, de modo que si encima uno de ambos se “raja” sucede lo que se está viendo: un camino de rosas para el FC Barcelona. Un reparto del pastel que, además, hace que las estrellas nacionales no contemplen fichar por los equipos de segunda fila españoles y sí por los ingleses, algo que no hace sino desprestigiar más nuestro fútbol y hacerlo cada vez menos competitivo.

Comentando la difícil situación de los ‘9’ puros en un equipo de las características del Barça, Guasch recordó que todo está canalizado por Messi y que fue éste quien dijo hace dos temporadas no sentirse nada cómodo al lado de Ibrahimovic, propiciando así la salida del sueco (de quien miembros técnicos le han asegurado que no tuvieron ninguna queja durante la estancia de Ibra en el vestuario blaugrana). El periodista aseguró que a Messi le van bien los jugadores del perfil de Alexis y Pedro, sin afán de protagonismo y sí humildes, trabajadores y sacrificados por el equipo. De ahí que Villa, especialista del gol y no de otro tipo de labores dentro del campo, no goce del beneplácito del argentino.

Sobre el asturiano y lo visto el domingo en el campo, Guasch recordó que en el fútbol a veces también caben los sentimentalismos y la gente no olvida lo que Villa ha dado al equipo ni el calvario por el que ha pasado, de ahí las ovaciones y el apoyo. Y es que, al final, a Tito le pasa “lo que al entrenador del Numancia”: caben 11 y no 13, por lo que alguien debe ir fuera. Y cuando se tienen las ideas claras arriba y rotar aún no es una opción a estas alturas de competición, acostumbran a pringar los mismos.

En cuanto al empate que el Espanyol arrancó del Bernabéu y que prácticamente finiquitó la Liga, Guasch no quiso escuchar ni un agradecimiento ni una alabanza venida de ninguno de esos culés que cuando se pierde le recuerdan que son el filial de los blancos. Para el contertulio, lo normal con el reparto televisivo y el dinero de que disponen para fichar unos y otros es que el Espanyol no puntuara ni en 17 (temporadas que llevaba antes del domingo pasado) ¡ni en 170 años! El día que eso cambie y equipos como el perico puedan armar plantillas con cara y ojos, entonces veríamos a qué se debe obligar a esos equipos. Pero con lo que se cuenta a día de hoy, ni Bernabéu ni Camp Nou deben ser objetivos puntuables para la mayoría.Tampoco para el R.C.D. Espanyol.

Tomás se mostró muy contrario a la idea de una liga europea y, aparte de opinar como parte perjudicada si esa realidad algún día se llevara a cabo, dio dos ejemplos muy válidos para pensar que aún tardará en llegar: por un lado, el hecho de que la bipolaridad española no es tan acentuada en otros países y tantos los alemanes como los ingleses están encantados con la competitividad de sus países; por el otro, la realidad de que una liga europea entre grandes significaría tener a un único campeón anual y, por lo tanto, muy pocos trofeos para muchos equipos acostumbrados a ellos. ¿Aguantarían esa sequía de títulos algunos jeques y otros grandes e históricos del continente?

Preguntado por la posibilidad que los jugadores del Madrid estén haciéndole la cama a Mourinho, el periodista recordó que no sería la primera vez que sucede y que en esta vida no se puede descartar nada, pues ver al equipo de los récords del año pasado y al Madrid actual es como ver la noche y el día.

Guasch recordó que, al final, todo esto depende de que 11 “niños” que viven de puta madre quieran o no sudar hora y media a la semana y ganar partidos, pues si no están a gusto o creen que sin ganar se echará al entrenador que tanto les hace trabajar o que no les gusta por el motivo que sea, Mou o quien sea tiene las horas contadas. Lo mismo que sucedió con Guardiola, pues la mayoría de jugadores del año pasado son los que ahora parecen totalmente renovados y capaces de sacarlo todo adelante.

 

Share.

Leave A Reply