Fiatc superiorRadio marca header

Un tropiezo imperdonable

0

Transcurridas más de 48 horas todavía escuece, y de qué manera, la derrota que cosechó el FC Barcelona el pasado sábado en La Rosaleda. Un servidor todavía tiene pesadillas con Luis Enrique y su particular manera de decidir su once en partidos vitales como el de Málaga. Con jugadores como Mathieu y André Gomes, que son culpables de su rendimiento hasta cierto punto, puesto que su verdadero verdugo es aquel que los contrató y los puso a jugar en un escenario como el Camp Nou, que les viene grande por los cuatro costados.

Este tropiezo no es uno más, este tropiezo es imperdonable se mire por donde se mire, por una serie razones que no dejan lugar a dudas, razones que no pueden ser obviadas por nadie por mucho que ame este club. Primero porque el Madrid había llevado a cabo pocas horas antes el pinchazo requerido para que el Barça volviera a depender de sí mismo si ganaba su encuentro. Sabemos lo complicado que es este año (por una serie motivos deportivos y extradeportivos) que los blancos se dejen puntos, ya habíamos desaprovechado una oportunidad de oro palmando en Riazor con otro bochornoso encuentro, y ahora no podíamos fallar.

Y se falló, vaya si se falló. Y ante Michel, todo un icono del madridismo que será llevado en volandas hasta la Cibeles si esta Liga acaba como todo apunta. No puede haber peor entrenador para quitarle un campeonato al Barça y entregársela en mano al Madrid, bueno sí, quizás Jose Mourinho, pero este está afortunadamente bien lejos en este preciso momento. Se saltó al césped de La Rosaleda con ese mal vicio que tanto nos ha perjudicado esta temporada, el de tirar la primera parte a la basura. El de salir a verlas venir hasta que cuando toca reaccionar ya no sabemos por dónde tirar.

Este tropiezo es imperdonable porque le puede dar un título al Real Madrid que tiene mucho mérito. La Champions es la gloria, un combate de tú a tú que pocas veces acaba ganando el mejor equipo del continente. Pero la Liga es la regularidad, el trofeo que corona al mejor equipo de la temporada. Y ahí es por donde yo no paso. El Real Madrid no es el mejor equipo de la Liga, los árbitros, Sergio Ramos y la sorprendente apatía del Barça coronarán campeón a un equipo que no es ni de lejos mejor que los azulgranas, algo con lo que deberemos vivir todo el verano.

Por supuesto que el Barça puede perder la Liga alguna temporada. Faltaría más. Estamos tan bien acostumbrados que más de uno considerará un fracaso el hecho de no ganar un triplete. Pero no de esta manera. Sin un Real Madrid majestuoso en frente que te obligue a reconocer su evidente superioridad. Y con un Barça con grandes jugadores, que juegan de memoria, que han demostrado que cuando quieren pueden lograr lo que se propongan, como remontar un 4 a 0 en Champions ante todo un PSG.

Después de la remontada antológica ante el campeón francés llegó una desesperante derrota en Coruña. Y después de la mejor primera mitad de la temporada ante el Sevilla, en la que se le dio un baño supremo a los de Sampaoli, llegó el bochornoso descalabro de Málaga. La cara que veamos ante la Juve no puede predecirla nadie, ha llegado un punto en que este Barça es como una partida de dados, toca lanzarlos y ver los que sale. Lo más triste es que somos perfectamente capaces de ganar en el Santiago Bernabéu en unos 10 días, pero también de palmar más tarde en cualquier salida a priori sencilla.

Señores este Barça se ha convertido en un equipo irregular, algo que puede no tener consecuencias en Europa pero sí en nuestra competición fetiche, la Liga. Si finalmente cae del lado merengue el batacazo en Málaga confirmará el título de este artículo, habrá sido un tropiezo imperdonable.

Share.

Leave A Reply