Fiatc superiorRadio marca header

Valdés no tiene previsto dar explicaciones por ahora

0

El silencio de Víctor Valdés continuará. Se aguardaban para ayer noticias sobre la esperada comparecencia ante los medios de comunicación del portero del Barça pero no está contemplado a corto ni a medio plazo que vaya a mover ficha en este sentido.

De esta forma, Valdés no dará la cara después de que su representante, Ginés Carvajal, y su padre comunicaran a la cúpula del club que no renovará el contrato que vence en 2014.

El sábado, en San Sebastián, Víctor valoró salir a hablar para dar su versión, pero finalmente ha decidido no hacerlo por ahora. Andrés Iniesta sí que se vio obligado ayer a hablar de su caso, como le sucedió antes a Andoni Zubizarreta y a Tito Vilanova.

Desde el club se entiende que sería aconsejable que Valdés expresara en público los motivos de su renuncia a prolongar su vínculo actual con el objetivo de calmar algo el enfado de muchos aficionados en el partido del domingo (19 h./C+Liga, Gol T) ante Osasuna en el Camp Nou.

Salvo que tenga que salir del banquillo para sustituir a José Manuel Pinto en Málaga el jueves, la cita contra los navarros será la siguiente en que Valdés deba defender el marco y la primera en casa.

La división de opiniones puede ser inevitable y sólo unas explicaciones convicentes de Víctor podrían cambiar algo el estado de ánimo de muchos seguidores, que no comprenden que haya anunciado en público su marcha en 2014 cuando su condición de tercer capitán le obligaba a no alterar la tranquilidad en un momento en que Tito Vilanova ha dejado el equipo para seguir su tratamiento en Nueva York.

¿Venganza contra Zubi?

Mientras, en un artículo firmado por Albert Martín y publicado ayer en la web de El Periódico, se informa de un hipotético origen de la decisión de Valdés. Se alude a que en verano, tras la marcha de Unzué como entrenador de porteros, «exigió uno con pasado madridista (Ochotorena, como avanzó MD), Zubizarreta se negó en redondo, le instó a espabilar y le advirtió que para la 2013-14 ficharía un portero con el que verdaderamente tuviera que competir». Al final llegó De la Fuente, ex de la cantera, como técnico.

Según el artículo, «la bronca con Zubi puso los cimientos de la decisión de Valdés de largarse. El modo como anunció que no renovará -justo después de que el secretario técnico afirmara que todo iba por buen camino- fue simple y llanamente una venganza, una humillación».

 

Fuente: www.mundodeportivo.com

 

Share.

Leave A Reply