Fiatc superiorRadio marca header

Valencia, de los errores se debe aprender

0

El empresario deportivo Enric Flix abrió su turno de palabra en el programa de ayer lamentando la derrota en Anoeta y asegurando que, con un 0 a 2 y todo a favor, la derrota no puede ni debe ser una opción. Un robo de cartera que Flix asemejó al vivido en el partido anterior frente al Málaga en el Camp Nou y en el que, al igual que el sábado, las sensaciones de buen juego y ocasiones de la primera parte hicieron incomprensible la no victoria del conjunto blaugrana.

Sobre el encuentro del miércoles entre Valencia y Madrid para ver qué equipo pasa a semifinales de la Copa, el contertulio se negó a “matar” deportivamente a los valencianistas y menos tras la supuesta lección que recibieron el domingo con los 5 goles que les metieron los blancos. Eso sí, alertó de un arbitraje que ya fue sospechoso en la primera parte de la eliminatoria y recordó que los árbitros no son ajenos a la grandeza del Madrid y a que este año su única salvación en España pasa por la Copa del Rey. Así que, cuidadito.

En cuanto a Valdés, el colaborador no puso ningún reparo a la necesidad vital del portero de vivir otras experiencias en otro sitio e incluso a las ganas de cambiar de equipo tras muchos años en Barcelona, pero sí que hizo valer su conocimiento como empresario del deporte para apuntar a la mala gestión que se ha hecho del anuncio. Y es que, para Flix, estos temas deben quedarse de puertas para adentro y nunca hacerse públicos. ¿Motivos? Los que quieras: por el runrún de la grada con un portero que nunca ha sido del agrado de todos, por la inestabilidad que puede generar la situación en el club, por la oportunidad que le surge al “entorno” de volver a crear polémica (hoy nos hemos despertado con nuevas declaraciones de Laporta al respecto), porque el resto de equipos ya saben que el Barça va necesitado en esa posición y cobrarán la venta de su guardameta a un precio desorbitado, etc.

Comentando la marcha de Guardiola al Bayern y la necesidad que tendrá de un buen segundo entrenador que le asesore y apoye en ciertos temas, Flix se mostró dudoso con la ayuda que le pueden dar gente del Bayern ya que, por hombres de fútbol que sean, no dejan de ocupar grandes cargos en ese equipo y sus intereses no tienen por qué coincidir con los de Pep a la hora de gestionar la comunicación del vestuario ni la suya propia. En ese sentido, el catalán deberá andar con pies de barro y aceptar que, si bien en Alemania no existe el mismo entorno que en Barcelona, su conocimiento e influencia de esa parcela en la ciudad Condal es mucho mayor de la que tendrá en su nuevo destino.

Share.

Leave A Reply