17.2 C
Barcelona
domingo, septiembre 25, 2022
InicioBarcelonaActualidadFiesta de fin de curso, por Ramon Robert

Fiesta de fin de curso, por Ramon Robert

Si en algo coinciden la gran mayoría de “estudiantes” deportivos (es decir, esos atletas a los que llevamos en volandas todo el curso futbolístico) es en hacer el viaje de fin de curso (temporada) a tierras ibicencas.

Mientras tanto, en los despachos de los clubes, se analiza lo que pudo ser y no fue, o lo que fue. Ha salido en informe económico de LaLiga y Palco 23, en el que se analizan las finanzas de los clubes (hay que decir que con más suspensos que aprobados en este curso post pandemia).

Y esta vez, el alumno que siempre destacaba y con el que todos querían estar (el FC Barcelona), se ha hecho mayor y no ha tenido una carrera de provecho (más bien no ha tenido carrera, ni con provecho ni sin provecho). Con el coste de personal deportivo más alto de LaLiga (433,9 millones de euros) y un beneficio neto por traspasos negativo en 156,6 millones, entre otros ratios, que lo sitúan en la nota más baja de la clase. Tiene este verano Joan Laporta un cuadre de círculo para poder reenfocar la situación y encarar el próximo curso con garantías.

En el lado opuesto nos encontramos a su eterno rival, ese chico al que todas las madres quieren como yerno (a ver si curso tras curso, se tuerce y acaba como su eterno rival), pero, por el momento, con un patrimonio neto de 533,6 millones de euros y unos ingresos de 648,3 millones, parece un buen partido para las mamis de la clase que buscan a la pareja ideal para sus hijas.

A partir de ahí, el resto de los alumnos destacan por esfuerzo y codos, para pasar curso con aprobado justo y arrastrando algunas asignaturas pendientes. Excepto los tres suspensos de cada año, que no han podido pasar curso y se les manda a un curso inferior (cabe destacar al Deportivo Alavés, que tras años como referente de gestión entre los alumnos de la clase, una deuda controlada y un nivel de ingresos de mitad de la clase, afronta el nuevo curso como repetidor y con pocas garantías de éxito).

En cualquier caso, en Ibiza no parece que haya clases ni curso a iniciar en breve. Veremos como apunta el nuevo curso y como cambian los alumnos para afrontar con garantías los nuevo retos y a los nuevos profesores (esos árbitros y VAR de los que tanto nos quejamos, pero al fin y al cabo son los que ponen las notas, por lo que mejor llevarse bien e intentar que nos aprueben, aunque sea justito y fuera de tiempo).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS POPULAR