32.7 C
Barcelona
miércoles, agosto 10, 2022
InicioBarcelonaIpurúa se rinde al Barça de los records

Ipurúa se rinde al Barça de los records

Las condiciones que rodeaban el EibarBarça hacían presagiar un partido exigente para el cuadro barcelonista. Un rival bien situado en la clasificación, un estadio incómodo, la lluvia que caía sobre el terreno de juego, y la baja de Neymar para el choque, resultaban una buena piedra de toque para un equipo que saltó al césped con Munir en el lugar del brasileño y con Arda Turan dando descanso a Andrés Iniesta.

Poco tardó el Barça en hacerse con el control del partido, tras unos cinco primeros minutos de encuentro de claro tanteo por parte de ambos equipos, los hombres de Luis Enrique decidieron pasar a la acción para adueñarse de la posesión del balón. El Eibar intentó impedir el monopolio azulgrana sobre el césped, pero la rápida y precisa circulación de pelota por parte culé provocaba que los jugadores vascos llegaran tarde en todas y cada una de sus acciones.

Fruto de la brillantez que demostraba el conjunto barcelonista llegó el primer acercamiento al marco de Riesgo, una primera oportunidad en el minuto 7 de partido que gracias a una gran eficacia se convertiría en el 0 a 1. Leo Messi, alejado de la portería rival durante los primeros compases de encuentro, se dedicó a servir asistencias milimétricas a sus compañeros, en una de ellas habilitó a Luis Suárez tras un desmarque magistral del uruguayo, para que este, muy escorado como para intentar el remate a puerta, dibujara un magnífico pase de la muerte que Munir empujó a placer al fondo de la red en el segundo palo.

El conjunto de Mendilibar retrocedió ante la superioridad del FC Barcelona, sin apenar haber dispuesto de posesiones el Eibar se encontraba ya por debajo en el marcador, una diferencia que podría haber aumentado si Luis Suárez hubiera finalizado con éxito una asistencia de Jordi Alba, pero en esta ocasión el uruguayo no estuvo acertado de cara a gol y su disparo se marchó alto por encima de la portería local. La calma azulgrana se vio alterada con un remate de cabeza de Ramis que se marchó alto sobre el marco de Claudio Bravo, fue el inicio de la rebeldía de un equipo vasco que comenzó a crecer para nivelar el encuentro.

Llegaron los peores minutos del Barça sobre el césped de Ipurúa, si bien la primera medio de hora de partido había resultado plácida para los hombres de Luis Enrique el cuadro local se encargó de que algo cambiara desde ese instante. En el 32′ Escalante pudo poner las tablas en el marcador tras un centro de Juncá, pero el remate de este cuando se encontraba en una magnífica posición se marchó excesivamente cruzado a la derecha de Bravo. Y en el 39′ una jugada embarullada en el área barcelonista acabó con un remate de Sergio Busquets en propia meta que a punto estuvo de batir al portero culé, dos ocasiones claras para el conjunto local que atravesaba sus mejores minutos sobre el terreno de juego.

El Barça necesitaba una ocasión clara para devolver el miedo a un Eibar que se había crecido, y poco tardó el mejor jugador del mundo en aplacar los ánimos de un equipo vasco que poco o nada pudo hacer ante la calidad del argentino. En el 41′ y tras un pérdida de los hombres de Mendilibar Messi realizó una conducción perfecta que le permitió encarar la portería rival en su posición fetiche, ligeramente escorado y ante la persecución de varios defensas locales cruzó el balón lejos del alcance de Riesgo, haciendo subir el 0 a 2 al marcador y permitiendo que los jugadores barcelonistas se marcharan al descanso con un ventaja holgada en el luminoso.

Nada que ver tuvo el primer tiempo con el transcurso del segundo, el gol de Messi mató el partido y el ánimo de un Eibar que comenzó a acusar el severo cansancio que supone correr constantemente detrás de un balón de circula a alta velocidad. El Barça se dedicó a controlar el encuentro manteniendo a raya a un conjunto vasco que lo intentó con diversos centros al área que en ningún caso encontraron rematador, buscando recortar distancias con más corazón que cabeza.

Sin apenas ocasiones para ambos equipos se alcanzó el minuto 75, momento en que Leo Messi se internó en el área local para centrar un balón raso que impactó en el brazo de Iván Ramis, Undiano no dudó y señaló el punto fatídico para que el propio Leo pusiera punto y final a la mala racha de los azulgranas desde los once metros. El argentino no acusó ningún tipo de nerviosismo y batió a Riesgo sin excesivos problemas, colocando el balón en el centro de la portería ante la estirada inútil del guardameta vasco.

Con el 0 a 3 en el luminoso y el partido sentenciado llegó la obra de arte de Luis Suárez, quien combinó potencia y calidad para anotar el cuarto de su equipo en el minuto 83. Tras lanzar un caño magistral a Ander Capa el uruguayo colocó la pelota ajustada al palo del marco de Riesgo, firmando un auténtico golazo que premió el trabajo del ex del Liverpool en un encuentro que requería de su potencia.

No hubo tiempo para más, el Barça sumó una importante victoria en un desplazamiento exigente, y demostró una vez más que este equipo no entiende de rivales, condiciones climatológicas ni estadios incómodos, restando una jornada más al calendario y acercándose a la parte final del campeonato en un excelente momento de forma y con una holgada ventajas en la clasificación. Tras más de dos meses disputando partidos cada tres días el equipo de Luis Enrique dispone por fin de una semana de descanso sin encuentros intersemanales, un merecido parón para una plantilla que sigue sumando triunfos ante la mirada atónita del panorama futbolístico internacional.

Foto | Sport

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS POPULAR