26.9 C
Barcelona
domingo, junio 26, 2022
InicioBarcelonaActualidadLa mujer del César, no sólo serlo sino parecerlo, por Ramon Robert

La mujer del César, no sólo serlo sino parecerlo, por Ramon Robert

En los periodos de los misteriosos ritos de la Buena Diosa (Bona Dea) de la Antigua Roma, Julio César pronunció la famosa frase “la mujer del César no solo debe serlo, sino parecerlo”.

Cuantos años han pasado y que actual está esta frase en nuestros días en general, y en la Real Federación Española de Fútbol en particular.

Podemos dedicar horas y tertulias a analizar la legalidad (el “serlo” de Julio César), lo que también conllevaría un sinfín de posibilidades tanto en uno como otro sentido, según quien tome la palabra. Pero lo seguro es que en un mundo en el que se mira con lupa lo que hacen los organismos de distintos ámbitos y los personajes, las formas en las que se hacen las cosas y lo que el resultado conlleva también debe tenerse en cuenta (el “parecerlo” de Julio César).

Tal y como comenté en otro artículo, Kosmos tiene todo el derecho a lucrarse como empresa privada que es y, por tanto, sus accionistas también. El problema surge cuando uno de sus accionistas (de hecho, el accionista) solicita una serie de retornos no correspondientes al negocio realizado. Este es el hecho que apunta un medio de comunicación y es lo que no debería permitirse (en este caso, el medio de comunicación apunta a los audios en los que se pide un cambio de grupo para el equipo de su propiedad, la incorporación de dicho accionista en la convocatoria de los juegos olímpicos y, por lo que dicen, alguna más que podría salir). En ese punto, la defensa del Presiente de nuestro fútbol no ha sido otra que apuntar a que dichas peticiones no tuvieron resultado. Y en este punto habría que analizar si no tuvieron resultado por mantener la transparencia y código de conducta ejemplar, o por que no había posibilidad para realizarse.

En cualquier caso, que bien le hubiera ido al Presidente de la RFEF, leer unos textos de la Antigua Roma antes de embarcarse a chatear lo que hoy pone en duda una gestión que hasta el momento un servidor pensaba era transparente y propia de lo que corresponde.

Para el fututo, no olvidemos que la mujer del César no solo debe serlo, sino parecerlo. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS POPULAR