13 C
Barcelona
sábado, diciembre 3, 2022
InicioUna 'manita' al Athletic para ser más líder
Array

Una ‘manita’ al Athletic para ser más líder

El Barça de Tito Vilanova funciona como un reloj, indiferente a los rivales, centrado en sus cosas: batir récords colectivos e individuales, velar por el legado de Josep Guardiola y agrandarlo… Esta vez fue a costa del Athletic Club que se llevó una ‘manita’ (5-1) mientras los blaugrana batían de nuevo su récord en un inicio de Liga -trece triunfos y un empate- y Leo Messi se quedaba a una diana de Gerd Müller. Que tiemble el Benfica el miércoles.

Vilanova tenía muy claro que era el momento de presionar al Real Madrid, pues el conjunto de José Mourinho jugaba contra el Atlético de Madrid inmediatamente después que el Barça frente al Athletic Club. De ahí que no hiciera casi concesión alguna en el once incial.

Solo Carles Puyol, que ya ha padecido dos graves lesiones en la presente campaña, se quedó de entrada en el banquillo, pensando en el encuentro de la Champions contra el Benfica. Pero en ausencia de Alves, no dudó en hacer que Adriano repitiera en el once pese a que acaba de reaparecer -en el duelo de la Copa ante el alavés- tras superar una lesión muscular.

Por su parte, Marcelo Bielsa no pudo presentar el once que había anunciado por la baja de última hora de Muniain, en la grada por tortícolis. Ibai Gómez tomó el relevo en el ataque rojiblanco.

El Athletic, después de perder a Javi Martínez (Bayern de Múnich) y con Fernando Llorente en conflicto permanente (banquillo), ha perdido parte de la prestancia y del orgullo futbolístico del que hizo gala la pasada campaña y que le llevó a las finales de la Europa Liga y la Copa del Rey.

Así, el Barça se encontró con un conjunto asustado ante el reto del Camp Nou cuando tenía que salir de la cueva, aunque bien ordenado y muy trabajador en defensa. Los blaugrana, con los tres pequeños, Messi y Pedro en el ataque con su hiperactividad habitual y Sergio Busquets de ‘escoba’, se dedicó amachacar el entramado táctico de los vascosiniciando la presión muy arriba cuando no poseía el esférico y moviéndolo con rapidez cuando lo tenía, que era casi siempre.

Iniesta, que partía de la banda izquierda, las apariciones de Cesc en el área con su verticalidad habitual, los pases profundos de Xavi, los slaloms de Messi y las percusiones de Pedro fueron desestabilizando la defensa rojiblanca. Del centrocampista manchego fue la primera acción realmente peligrosa, un disparo que el meta vasco desvió en el minuto 12.

A partir de ahí, el Barça se fue adueñando del partido, generando cada vez ocasiones más claras hasta desembocar en el 3-0 con el que llegó al descanso. Fue Gerard Piqué quien abrió el marcador, a la salida de un córner. Remató Cesc, rechazó Gorka Iraizoz y Gerard, solo en el área pequeña, remachó el 1-0 a los 22 minutos.

Dos minutos después, era Messi quien aumentaba la distancia con el Athletic Club y la reducía con Gerd Müller. Leo recibió un pase magistral de Xavi, Ekiza no se atrevió a encimarle y el argentino disparó a su derecha para evitar la salida del portero. amorebieta tocó el esférico a la desesperada, pero solo para confirmar que entraba en la meta.

Cesc (39′); Messi e Iniesta (42′) tras un envío de Xavi; Cesc de nuevo en un cara a cara con Iraizoz (44′); y Messi en un remate al larguero tras una sensacional jugada de Alba (45′) pudieron ampliar el resultado antes del 3-0.

Fue Adriano, que apareció como un tren en el área rojiblanca en el tiempo de descuento para remachar un pase corrido de Cesc Fàbregas, quien zanjó la cuestión con un tremendo trallazo que batio una vez más a Iraizoz.

El Barça llegó al descanso con un rotundo +14 en la clasificación y el único nubarrón de la torcedura de tobillo de Jordi Alba en el minuto 39 que no tuvo mayores consecuencias.

A POR LOS RÉCORDS

Bielsa movió ficha tímidamente, supliendo a Aduriz con Fernando Llorente. No variaron demasiado las cosas para el Athletic Club hasta la hora de juego, cuando el propio Llorente disparó por primera vez, potente pero algo desviado. Sin embargo, sirvió para despertar al equipo momentáneamente para que se aprovechara de otros dos despistes blaugrana para probar fortuna.

Primero fue Ander Herrera (63′) desde fuera del área; y acertó Ibai (66′) que se fue de la marca de Adriano, se plantó en el punto de penalti y batió a Valdés. Las entradas de Mikel San José y Toquero aportaron poco a los bilbaínos para desesperación de ‘El Loco’, que había dejado en Bilbao a la mayoría de titulares para que se ahorraran el desplazamiento de la Liga Europa a Israel.

El partido iba por otros derroteros, como una tremenda lección futbolística de Andrés Iniesta,despedido con una ovación de gala; o la recuperada efectividad de Cesc Fàbregas o la maestría de Xavi Hernández, administrando un equipo engrasado y profesional, en el mejor sentido del término. Y sobre todo, con el canibalismo futbolístico de Leo Messi, que marcó su segundo gol a los 69 minutos tras recuperar un balón dentro del área, y que dispuso de varias oportunidades para aumentar su cuenta.

El mejor resumen del partido fue la última jugada del Barça, una contragolpe colectivo, iniciado por Piqué en el área de Valdés y acabado por Messi con un remate de cabeza a centro del propio Gerard que no entró por muy poco. Fútbol en estado puro, Historia partido a partido.

 

Fuente: www.sport.es

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS POPULAR